obediencia absoluta a la jefa de la empresa

Pocas personas habrán tenido la suerte o la mala suerte, según se vea, de tener una jefa tan cabrona y tan zorra como la que me ha tocado a mi tener. Cuando se pone cabreada y exigente ya se lo que me va a tocar hacer después con ella y yo creo que lo hace aposta como disimulando las ganas que tiene de que le metan un buen rabo por el culo sin que lo sepa su mierda de marido.

, ,

VIDEOS RELACIONADOS:

Web exclusiva para mayores de edad. Todas las personas eran mayores de edad a la hora de producirse las películas. Datos legales | 18 U.S.C. § 2257 Statement

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies